Foto de portada: Creada por Freepik

Autor: Profesor Girafa

En esta época en la que el término reinvención ha cobrado especial protagonismo, no tanto por el hecho en sí de inventar herramientas o productos, sino por la necesidad de explorar caminos desconocidos de comunicación, aprendizaje y trabajo ya existentes, e implementar soluciones que atiendan de la manera más adecuada a la lectura de la actual situación, y que tal vez, la comodidad de nuestras dinámicas propias de cada actividad en el día a día no nos permitían aprovechar; reflexionamos que en general se ejercían prácticas que terminaban por encasillar nuestro producto, caracterizando y limitando los principales insumos de los que un capoeirista (en nuestro caso específico) posee para desenvolverse en la práctica, y que transportados a la estructura administrativa de un grupo, escuela o academia, pueden brindar hoy por hoy la mejor alternativa para conseguir adaptarnos al contexto actual; estamos hablando de la creatividad y la resiliencia (capacidad de transformación de situaciones complejas en escenarios favorables de aprendizaje). 

Para empezar, el entrenamiento deportivo, así como la evolución del ser humano a través de su historia, son hechos que están estrechamente relacionados con el concepto de adaptación. Podemos entender la adaptación como un proceso de constante adecuación a las diferentes condiciones cambiantes del entorno, el cual genera modificaciones en los sistemas y conductas humanas.

La situación actual del mundo en medio de la pandemia COVID-19 nos proporcionó una oportunidad de revisar los enfoques de diferentes procedimientos de interacción de las sociedades en todos los niveles, así como de las formas y la calidad de comunicación al interior de diferentes colectivos en el mundo laboral, y por supuesto, las artes, la cultura y el deporte no son ajenas a ello.

La capoeira, dentro del conglomerado de actividades culturales y deportivas que dependen tradicionalmente del contacto social en su aspecto de desarrollo de la dimensión física de sus practicantes, por ser un deporte de situacional (que depende de las propuestas de un oponente para desarrollar un contexto), ha tenido una transición turbulenta y acelerada del formato de aula presencial tradicional, al formato online.

Lo anterior, se entiende por la necesidad urgente, tal vez de orden económico, de dar continuidad a los procesos presenciales y el consiguiente desconocimiento de escenarios innovadores, en términos de saber migrar y acondicionar formatos de los contenidos presenciales a nuevos lineamientos, procedimientos y protocolos del quehacer del profesional del área.

Es verdad que un indicador de la efectividad del proceso de adaptación es la velocidad con la que el mismo proceso se produce, para generar una disminución máxima del impacto suministrado por los cambios que se afrontan en las situaciones particulares, lo cual no debe generar que se supriman las acciones de administrativas y organizativas que proveen estructura a cualquier proyecto a emprender.

Hoy queremos compartir desde la experiencia de nuestra academia, el análisis y enfoque del modelo de trabajo que proyectamos para poder adaptarnos a la actual situación, en virtud de entender los cambios generados por esta contingencia global. 

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA DEL PROYECTO 

Como cualquier acción que emprendemos, todo requiere de un análisis de la situación actual, del camino recorrido y reciclar aprendizajes de otras experiencias vividas a lo largo de nuestra carrera; es así como llegamos al punto de partida para la adaptación de nuestra academia al redireccionamiento del proyecto. 

  • ANÁLISIS DEL CONTEXTO:

La llamada “nueva normalidad” será nuestro escenario por un tiempo prolongado, entonces surgen varias preguntas para cuestionar si la adaptación requerida en nuestra visión, puede ser tan sencilla como trasladar contenidos de la capoeira, del salón de clases a la transmisión por una pantalla. 

En ese sentido, se concluyeron temas de relevancia para poder realizar cualquier tipo de planteamiento en adelante, a través de una metodología que procuró responder de la forma más equilibrada posible cuestionamientos tales como: 

¿Los espacios disponibles para entrenamientos en casa de cada compañero podrán generar un conflicto entre propuesta de contenidos y posibilidad de ejecución?, ¿los horarios de entrenamiento rígidos se van a ajustar a las actividades diarias de todas las personas en la nueva situación?, ¿todas las personas tienen posibilidad de conectividad adecuada para seguir el proceso?, ¿existe un dominio adecuado de aspectos como el manejo de plataformas de comunicación de parte de estudiantes y profesores?, ¿Cuál será el comportamiento de la adherencia al entrenamiento una vez pasada la novedad de la nueva metodología?, entre otros interrogantes.

Concluimos entonces que definitivamente debíamos tomar el tiempo necesario para estructurar los contenidos de una manera tal, que fuera de fácil acceso para el grupo y generar estrategias como actividades mixtas que permitieran recibir clases en horarios acordados en consenso por el grupo y mantener a disposición material de apoyo y consulta de los contenidos socializados, así como espacios para expresar nuestra cercanía emocional y tener la posibilidad de escuchar y ser escuchados, lo cual se convirtió en un pilar fundamental del apoyo que puede brindar el grupo a sus integrantes.

No menos relevante, fue la posibilidad de generar un esquema solidario de contribuciones económicas flexibles, que garantizara que en cualquier escenario, el dinero no fuera impedimento para que cualquiera de los integrantes tuviera acceso a todas las reuniones y pudiéramos cumplir así con el objetivo de ser un vehículo de salud física, emocional y mental.

Finalmente, vale la pena indicar que se participó en la discusión, traducción al idioma español e implementación del protocolo de retorno seguro a las actividades del Grupo Capoeira Brasil – Mestre Paulinho Sabiá.

  • DIAGNÓSTICO

Se realizaron una serie de reflexiones acerca de las posibilidades existentes de potenciar al capoeirista en todas sus dimensiones durante este formato de intercambio de saberes, y, tras varios espacios de charla con colegas del medio y nuestro Mestre Paulinho Sabiá, se concluye efectivamente, que debemos ser conscientes de que en el actual escenario se dificulta poder desarrollar en su máximo potencial de expresión a los estudiantes, tal y como lo requiere la capoeira.

Esta conclusión toma en cuenta variables como la restricción en términos de continuidad de entrenamiento por parte de la totalidad de integrantes un grupo, bien sea por el factor tecnológico limitado, tiempo o espacio, y adicionalmente, teniendo en cuenta el conocimiento de lo que significa un proceso de entrenamiento con los elementos óptimos que permitan gestionar de manera correcta el hecho de suministrar cargas adecuadas de trabajo que permitan adaptaciones fisiológicas para un óptimo rendimiento; así como, la limitación específica del desarrollo de la capacidad cognitiva de lectura de juego, interpretación y respuesta rápida y adecuada ante estímulos, generado por las propuestas realizadas por un compañero, oponente o rival, y  que son la parte fundamental (táctica) de un deporte situacional, es decir, que depende del contexto y el acoplamiento generado por los dos capoeiristas en un juego.

  • FORMULACIÓN DE OBJETIVOS

Con base en el contexto y diagnóstico realizados, se propusieron objetivos ajustados a la actual realidad o “nueva normalidad”, compartimos algunos de ellos.

OBJETIVO GENERAL:

Aprovechar el nuevo escenario brindado por la contingencia, para fortalecer procesos de conocimiento de contenidos cognitivos, culturales, musicales, procesos de regulación emocional, comunicación asertiva, trabajo en equipo, procesos administrativos, equidad de género y de liderazgo.  

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  • Contribuir con el mantenimiento de la salud física, mental y emocional de los y las integrantes del grupo, a través de la práctica permanente de la capoeira.
  • Generar continuidad del proceso presencial previo y adherencia de los y las estudiantes a los procesos de enseñanza-aprendizaje de la academia, a través de bloques variados de actividades con contenidos asociados a la Técnica, cultura popular del Brasil, exploración del movimiento corporal, musicalidad y un elemento transversal como lo es el aprendizaje del idioma Portugués.
  • Propiciar ejercicios de liderazgo, mediante la creación de espacios en los cuales se asignan roles en las diferentes etapas y tareas del proyecto, con enfoque incluyente y de equidad de género.
  • Motivar a las personas participantes en los diferentes espacios para explorar desde un enfoque positivo la práctica de la capoeira, adaptando su cuerpo, movimientos y percepción temporo-espacial a lugares reducidos. 

 

  • PERIODIZACIÓN:

via GIPHY

Dentro del proceso de planificación de los proyectos deportivos, la parte técnica fundamental es la ubicación de los diferentes objetivos en el tiempo; con la finalidad de establecer líneas de acción, así como metodologías y estrategias de intervención que propendan por alcanzar dichos objetivos trazados en los tiempos estipulados. Es así como, dentro de nuestra percepción y análisis de la situación actual y previendo las acciones que nos permitieran adaptarnos a situaciones venideras, se plasmaron en el tiempo las actividades planeadas a través de un diagrama de Gantt, que nos permitiera fijar el rumbo a través del tiempo, teniendo el seguimiento y control de nuestros progresos.

Es importante señalar, que desde un inicio se delegaron funciones operativas en cada uno de los miembros del grupo, con varias intenciones pedagógicas y de salud mental y emocional; entendiendo la actual realidad como una posibilidad de fortalecer aspectos de conocimiento administrativo y construcciones sociales de interacción entre los participantes, que permitieran mejorar las relaciones interpersonales, a través de ejercicios de comunicación asertiva constante y procesos de creación permanente, para mejorar y adaptar semana a semana el proyecto, acorde a las necesidades cambiantes que suponen las nuevas formas de interacción holística en un grupo tan diverso. 

  • PROGRAMACIÓN:

En esta dinámica, tiene un rol fundamental de regulación en los procesos de planeación y periodización semanal. Una reunión a la semana se lleva a cabo con los integrantes del grupo, para revisar y discutir ideas de 4 puntos fundamentales que son: 

  • Retroalimentación de la semana culminada (Microciclo de trabajo).
  • Programación de la próxima semana.
  • Área de comunicaciones e innovación.
  • Autosostenibilidad.

Adicionalmente, y dando seguimiento a principios metodológicos del entrenamiento, se puede identificar en el diagrama de Gantt de la escuela, que el proyecto contempló desde un inicio el planteamiento de Bloques de Contenidos, que permitieran cumplir con la variabilidad y ondulación de cargas requerida (sobre todo en situación de cuarentena), que permitiera evitar y prevenir pérdidas muy significativas de estado de forma física y sobre todo pérdida de adherencia al proceso de entrenamiento, por indicadores elevados de monotonía del trabajo. 

  • DISEÑO: 

El diseño se refiere específicamente a la realización del Microciclo de trabajo, teniendo en cuenta los objetivos globales plasmados en el “Plan Maestro” que corresponde al gráfico de periodización, y los objetivos planteados posterior a la retroalimentación del Microciclo finalizado. En esta fase programamos las unidades de entrenamiento a realizar durante la semana, teniendo en cuenta la posibilidad de variaciones de contenido a nivel fisiológico y cognitivo, para que los contenidos proyectados sean los adecuados para los niveles individuales de entrenamiento y niveles técnicos estipulados.

Vale la pena resaltar, que se tiene destinado dentro de la estrategia virtual, que las personas que inician tienen 1 clase personalizada a la semana, hasta poder proporcionarle los elementos del lenguaje técnico básico, hasta poder promoverla a las clases grupales con contenidos ajustados para cada nivel; lo cual garantiza una mejor comunicación, que busca fortalecer la confianza y adherencia al proceso.

  • REALIZACIÓN:

Esta fase plantea la programación de cada sesión de entrenamiento, teniendo en cuenta factores determinantes de la carga tales como: Volumen, Intensidad, Densidad, Frecuencia, Duración del estímulo, Distribución de la carga, Nivel de especificidad e Interconexión. Durante la coyuntura por la pandemia, se ha optado por otorgar espacios para este aprendizaje teórico-práctico a futuros instructores, fortaleciendo así la estructura metodológica del mismo.

LABORATORIO DE INSTRUCTORES

En términos de adaptación operativa de la escuela, y sobre todo, aprovechamiento del tiempo y las posibilidades actuales, también se enfocaron esfuerzos en capacitar a los estudiantes que se preparan para iniciar su proceso como instructores; proporcionando espacios de orientación teórica y práctica de aspectos cruciales de la planificación deportiva y gestión de contenidos y cargas en los procesos de entrenamiento.

Todo este ejercio concluyó en un conversatorio público con Mestre Paulinho Sabiá, en el que se estableció como eje principal abordar algunos de estos temas, cómo se ha vivido la capoeira durante la pandemia –en diferentes contextos– y los principales aprendizajes en una perspectiva más amplia.

Ahora transitamos en otra etapa, la capoeira siempre ha resistido y se ha adaptado a los contextos históricos y sociales. 2020 no sería una excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.